Ángel de mi guarda dulce compañía

no me desampares ni de noche ni de día.

No me dejes sólo que me perdería.